Experiencia con Cobra 120: Un buen palo

experiencia con Cobra 120

Experience Cobra – Como hombre soltero de 28 años, podría elegir a las mujeres que quiera. Aun así, no siempre consigo tener una buena erección cuando estoy en la cama con una mujer. Me parece que suele ser emocionante cuando llega el momento.

Entonces me estreso tanto que a veces sucede que no puedo levantar el pene. Así que empecé a buscar una solución en forma de pastillas para la erección. Sin ninguna experiencia con píldoras para la erección, encontré Kamagros en línea a través de Google. Después de rellenar la guía de erección elegí Cobra 120.

Me gustaría compartir mi experiencia con vosotros.

 

La segunda cita

Cuando encontré Cobra 120 en la página web de Kamagros, me atrajo inmediatamente. Esta parecía ser una píldora que satisfaría mis necesidades y se adaptaría a mi situación. Inmediatamente pedí algunas tiras para probarlo. Cuando llegó el paquete, envié inmediatamente un mensaje a una mujer con la que estoy hablando actualmente.

La última vez fue muy embarazoso. Estaba tan nervioso que no pude conseguir una erección mientras ella ya estaba en mi cama. Aun así, tuvimos un buen clic, así que seguimos hablando. Como sabía que Cobra 120 iba a salvarme hoy, de repente estaba mucho menos nervioso. Vino a mi casa y tuvimos una agradable cena y tomamos una copa. Después de eso, nos tiramos en el sofá. Tenía ganas de tener sexo con esta mujer.

Sé que la Cobra 120 es una píldora bastante fuerte, así que no podía esperar a meter mi miembro dentro de ella. Noté que estaba un poco indecisa, probablemente por la última vez. Lentamente me acerqué a ella y comencé a besarla en el cuello. Esto pronto se convirtió en un intenso lengüetazo y no podíamos mantenernos alejados el uno del otro. Algunas piezas de ropa volaban por la habitación. Entonces le pregunté si íbamos a subir.

Ella asintió con la cabeza. Le dije que iba al baño rápidamente. Mierda, en realidad es un poco tarde para tomar la píldora. Esto tenía que hacerse con media hora de antelación, como se indica en Internet. Así que decidí prolongar los juegos previos. Me tomé media pastilla con un vaso de agua y subí corriendo. Allí estaba ella, en ropa interior. Después de quince minutos de juegos preliminares tuve mi golpe de suerte.

Estaba bastante nervioso pero creo que algo empezó a funcionar ahí abajo. Mi pene estaba cada vez más duro y ella estaba más cachonda. Miró mis calzoncillos con admiración, mi pene casi parecía salir disparado a través de ellos.

 

El efecto de Cobra 120

¡Mierda! Mi pene se hacía más grande y más duro, las venas lo recorrían todo. Sabía que era una píldora de erección fuerte, pero nunca había tenido el pene tan rígido. Yo era todo sonrisas y me sentía confiado. Acabé reteniendo mi copa de vino porque en el envase se indicaba que no debía utilizarse junto con el alcohol y las drogas. Mi cita, por otro lado, ya estaba bastante achispada y estaba lista para un juego de buen sexo.

Se quitó toda la ropa. Entonces me miró interrogante, si me iba a quitar la ropa. Me quité los calzoncillos y ella prácticamente saltó sobre mi pene. Empezó a lamerla con fiereza y a chupármela. Qué maravilla, pensé, esa Cobra 120. Una vez que tuvimos sexo, me sentí libre. Por fin una buena y larga fiesta sexual sin tener que preocuparse por la erección.

Seguí empujando y mi cita no sabía en qué se estaba metiendo. Creo que tuvimos sexo durante una hora. Diversión diferente y nuevas posturas. Lo pasamos muy bien. Fue realmente una experiencia nueva para mí. El efecto de Cobra 120 era evidente. No me sorprendió que llamaran a esta píldora la píldora porno. Podría continuar durante mucho tiempo, nunca había logrado hacer esto. He leído varias historias al respecto pero no había pensado que fuera a funcionar tan bien.

Al día siguiente me desperté con una buena sensación. La primera experiencia con Cobra es de las que se recuerdan en los libros, o en este caso como homenaje con una entrada en el blog de Kamagros.

Esa misma noche mi cita me pidió de nuevo si podía venir a mi casa. Por supuesto que ayer tuvo la noche de su vida, y yo también. Volvió a pasar y tomé otra media Cobra 120. ¡Qué buen material! Se lo recomendaría a todo el mundo. Pero empieza con calma y manéjalo con responsabilidad. Ese sería mi consejo.

También mira:

Deja una respuesta