Experiencia con el Super Kamagra: ¡Conejos parlanchines!

experiencia super kamagra

Ya ha llegado el momento, la fiesta más divertida del año: ¡es la Semana Santa! Después de haber terminado el primer día de Pascua, es casi la tarde del segundo día de Pascua.

Dentro de un rato vendrá mi novia a ayudarme a decorar la casa y a esconder los huevos. Desde hace años es una tradición familiar celebrar juntos la Pascua. Y este año, se morían por conocer a mi novia. ¡Qué alegría! Hasta tarde, escuchamos las canciones de Pascua más bonitas y nos dedicamos a preparar la noche.

Durante los preparativos, he vigilado atentamente el buzón. Hoy debería llegar mi Super Kamagra. Como sé que las veladas familiares acaban en un romántico juego de berenjena y melocotón, esta vez quise aguantar un poco más. Siento que termino demasiado rápido.

Y después de investigar un poco en Internet me encontré con el producto para la erección Super Kamagra.

Además de darme un trozo de carne firme, también retrasa la eyaculación. Espero recibirlo a tiempo. Esta sería la noche perfecta para mi primera experiencia con Super Kamagra. Cuando terminamos con todos los preparativos nos fuimos a relajar en el sofá.

Al cabo de unos minutos, oí el ruido de algo en el buzón. «¿Echo un vistazo, cariño?»

No, cariño, iré yo. Sin prisa pero sin pausa, me acerqué al buzón y vi un sobre de burbujas en blanco. ¡Debe de ser esto! Abrí sutilmente el paquete y vi las píldoras mágicas. Rápidamente, las guardé. «¿Hay algo interesante ahí, cariño?» – Dijo mi novia. «No, sólo otra tarjeta de visita clarividente sin sentido del profesor Özkam».

 

Cuchara en el sofá

En cuanto llegó la familia, salimos inmediatamente a comer y a buscar huevos, y luego nos relajamos todos juntos en el salón. Junto con mi amor me acosté en el sofá. Éramos como dos trozos de carne pegados el uno al otro. Cuchara y cuchara, de manera sucia.

Como la familia había estado alrededor nuestro todo el tiempo, habíamos tenido muy poco tiempo para abrazarnos. Los dos estábamos increíblemente cachondos. Casi eyaculé mientras la abrazaba. Llegó el momento de mi primera experiencia con Super Kamagra.

Me levanté rápidamente del sofá y fui al baño para partir la pastilla de Super Kamagra por la mitad. Lo hice porque leí en Internet que es mejor partir la píldora por la mitad durante tu primera experiencia con Super Kamagra porque es una pastilla fuerte.

Dicen que la mitad suele ser suficiente. Cuando volví a tumbarme en el sofá, nos envolvió con una manta de lana. Cuando la película estuvo un rato en marcha, ella empezó a besarme. Agarró mi pene semirrígido y empezó a estimularlo con las palmas de las manos.

Esto dio lugar a una erección. Normalmente habría echado todo mi jugo fértil en la manta hace rato. Aparentemente el Super Kamagra está haciendo su trabajo. Siguió moviéndose un rato, pero luego dejó de hacerlo porque, de lo contrario, se habría notado con la familia que estaba a unos metros.

 

Conejos parlanchines

La película terminó y hasta ahora estoy muy satisfecho con mi primera experiencia con Super Kamagra. La semilla sigue bien guardada para la erupción que se avecina. Me pidió que la acompañara a su apartamento. Me pareció una buena idea y los dos nos subimos al coche para ir a su casa.

A estas alturas ya era de noche y yo estaba al volante porque todavía estaba bastante lúcido.

Con una erección difícil de domar, en la radio sonaba mi canción favorita de Semana Santa: «Drake – God’s Plan». Esto fue la gota que colmó el vaso. Inmediatamente tomo la primera salida y aparco el coche en mi antigua escuela. Me quito el cinturón y me tiro en el asiento trasero.

Entonces saco a mi novia de su asiento y la pongo justo encima mío.

Nos frotamos la ropa y empezamos como conejos. Normalmente eyaculo a los tres minutos, pero esta vez ni siquiera tuve que aguantar. Hasta entonces, llevábamos 20 minutos. ¡Hurra, récord! Puedo sentir cómo cierra sus paredes vaginales cada vez más y mi culmen de placer se siente como si estuviera lo estuvieran apretando. Este fue el truco, y mi líquido fértil chorreó justo sobre su vientre.

Wow, fue emocionante, y la mejor situación que podría haber imaginado para ser mi primera experiencia Super Kamagra.

También mira:

Deja una respuesta