Estas son las zonas erógenas del hombre

zonas erogenas

Las zonas erógenas del hombre – Para poder excitar a tu pareja de forma adecuada durante el sexo, es muy importante conocer su cuerpo. Tanto los hombres como las mujeres tienen ciertos puntos del cuerpo que son más sensibles que otros.

Si sabes encontrar estos puntos durante los juegos preliminares, es muy probable que tu pareja se excite. Es algo agradable para jugar durante el sexo.

Estos puntos sensibles también se denominan zonas erógenas. Resulta que los hombres son más conscientes de las zonas erógenas de las mujeres que viceversa. Así que las mujeres aún tienen trabajo que hacer.

Esta es la oportunidad perfecta para que las mujeres aprendan más sobre los puntos sensibles del cuerpo de un hombre. Asegura que puedes llevar tu relación sexual con tu marido al siguiente nivel.

 

¿Qué es una zona erógena?

Si nos fijamos en el significado de una zona erógena, no hace falta más explicación de la que ya hemos escrito más arriba. Una zona erógena significa un lugar del cuerpo que es más sensible que otros lugares. Parece que si hay algún tipo de estimulación sexual, estas zonas se vuelven más sensibles. Sin embargo, no siempre tiene que estar relacionado con el sexo.

Si alguien te importa o si confías en alguien, es más probable que toques su zona erógena. Por ejemplo, dando un beso en el cuello de alguien para demostrar que le quieres. Si tocas estas zonas antes o durante el sexo con tu pareja, lo más probable es que los deseos sexuales se despierten rápidamente, así que aprovéchalo.

 

¿Dónde están las zonas erógenas del hombre?

Puede que nunca hayas pensado en ello, pero el cuerpo masculino contiene muchos puntos sensibles. Sólo tienes que asegurarte de que sabes dónde encontrarlos. Probablemente tendrá una idea de dónde se encuentran algunos de estos puntos. Además, cada cuerpo es diferente y algunos lugares son más sensibles para un hombre que para otro. Tú tienes que averiguarlo.

Y para eso sólo hay una forma mejor, probando. Sin duda, te ayudaremos en la dirección correcta. Pero también es divertido descubrirlo jugando en una velada íntima. Puede que te lleve algo más de tiempo conocer a tu pareja. Todas las cosas buenas requieren un grado de trabajo duro. Una vez que lo sepáis, ambos seréis muy felices.

En la cabeza del hombre hay una serie de zonas erógenas. A menudo los puntos sensibles son la boca, las orejas, el cuello y los labios. Tócalos de forma suave y acarician con tus manos o tus labios para descubrir a qué responde mejor tu pareja. Las palmas también son una zona sensible. En el torso, las zonas sensibles están cerca de los pezones, el bajo vientre y el ombligo.

Sin embargo, la mayoría de las zonas erógenas se encuentran alrededor del pene, que es obviamente el lugar más sensible de un hombre. Si se aprende a estimular primero las otras zonas, el tacto del pene será aún más sensible para el hombre.

 

El lugar más sensible de todos

Para casi todos los hombres, la zona erógena más importante está alrededor del pene. Sólo la zona que rodea al pene consta de partes que pueden estimularse por separado. Hay hombres a los que les gusta mucho que les toquen las pelotas. Sin embargo, también hay hombres que prefieren que les acaricien el glande. También puedes experimentar tocando la zona bajo el escroto o cerca del ano. O la zona intermedia, que se llama escroto.

Alterna la estimulación utilizando la lengua una vez y luego acariciando con las manos de nuevo. Dar besos en el interior de los muslos. Ve despacio hacia la parte más sensible, el pene. De este modo, podrás descubrir todos los lugares sensibles de tu pareja de forma divertida y lúdica.

¿Quieres que la experiencia sea aún más intensa? Compra a tu marido una píldora estimulante para la erección. Te lo agradecerá. Además, tú misma lo disfrutarás aún más. En la mayoría de los casos, el sexo dura más tiempo, tu pareja no se corre tan rápido y el acto sexual se vuelve mucho más íntimo. ¿Te ha interesado este artículo?

También mira:

Deja una respuesta